Juegos mentales: Menseki Meiro

Juegos mentales: Menseki Meiro

En un momento de nuestra vida tan ajetreado, es difícil tener tiempo para divertirnos y quienes desean mantener la vitalidad se inclinan en forma preferente hacia el desafío físico, el cual también es vital, pero algunas veces tal inclinación descuida en alguna manera la importancia que debemos darle a nuestro músculo más importante: el cerebro.

Aunque disfruto mucho del deporte recreativo, siempre he sido un apasionado de los juegos de destreza mental y por más sencillos que estos puedan parecer, es un mundo fascinante y lleno de imaginación que vale la pena transmitir a nuestros hijos.

Mi madre despertó en mi la curiosidad por estas aventuras desde que estábamos muy pequeños. Con el tiempo adquirí un cubo Rubik y con mucha práctica tuve la oportunidad de concursar en un programa de televisión. Claro, ni siquiera llegué a las eliminatorias, pero lo recuerdo como si hubiese sido ayer.

En alguna medida lamento que estos juegos hayan perdido terreno y los niños de nuestro entorno hoy reciben otro tipo de estímulos donde el cerebro no tiene mayor participación. No quisiera juzgar a nadie ni menos referirme a los gustos particulares de las personas, sino avivar el sentido de la creatividad en un momento de nuestra historia en que todo parece servido en “bandeja de oro”.

Cuando entré en la adolescencia, me motivaba el resolver crucigramas y sopas de letras. Pronto recibí una oferta de un periódico local y por más de veinte años elaboré cientos de ellos para muchos medios escritos. No considero que ello me haya cambiado la vida, pero si creo que he vivido muchos momentos fascinantes que deseo recomendarle a todas personas. También me encantan los rompecabezas, los sudokus, los kakuros, los acertijos, y un montón más de juegos mentales que avivan la imaginación. Elija usted el que más le guste y empiece hoy mismo a vivir el placer de la gimnasia mental.

En días recientes llegó a mis manos un nuevo tipo de rompecabezas y de inmediato me puse a trabajar en él. Simplemente me encantó; pero lo que más me sorprendió es que fue creado para que los estudiantes de primaria puedan resolverlos conociendo sólo la fórmula para calcular el área de los rectángulos y las cuatro operaciones matemáticas básicas. No necesitas regla, ni calculadora, ni realizar cálculos con fracciones o decimales: todos los problemas se pueden resolver utilizando sólo números enteros. Una vez más estos japoneses inventaron un juego divertido para mejorar la capacidad de cálculo y la agilidad mental en las personas, y divierte igual para todas las edades.

Se llama menseki meiro y son la forma más divertida y eficaz para desarrollar el hábito de pensar por uno mismo y no rendirse ante los fracasos, buscando soluciones alternativas para resolverlos y desarrollando un sexto sentido para la aritmética. Le reto a buscarlos y empezar hoy mismo. Entrena tu cerebro mientras mejoras tu capacidad de cálculo y tu percepción espacial.

¿Cómo funcionan?

Lo importante es que necesitan pocos conocimientos matemáticos, pero si ingenio y deducción. Se propone una combinación de rectángulos en la que se conocen las medidas de algunos de sus lados o alguna de sus áreas. Se trata de calcular la medida del lado o del área que se indica con el signo “?”.

La complejidad puede variar conforme la práctica, pero el principio es que lo único que necesitamos conocer el área de un rectángulo: base por altura.

Otra de las cosas que hay que tener claras es que los dibujos no siempre están hechos a escala. Podemos ver dos lados que midan lo mismo en el dibujo pero que realmente tengan distinta longitud, así que medir no nos va a servir de nada por aquello que se te ocurra hacer trampa. Es muy sencillo, así que inténtalo.

Ejemplo:

Solución:

  1. Para completar el rectángulo de la derecha hasta alcanzar la misma altura que el rectángulo de la izquierda hace falta un rectángulo C de 5 cm x 4 cm = 20 cm2 de área.
  2. Entonces entre los dos rectángulos B y C, suman un área de 16 cm2 + 20 cm2 = 36 cm2
  3. Como el rectángulo A tiene la misma área que el B+C, y la misma altura, debe tener la misma base. Por lo que la solución es 5 cm.

Existen varios sitios donde puedes encontrarlos o descargar la aplicación gratuita para Android “Area Maze Puzzle” con distintos niveles de dificultad.

Comments

  1. Reply

    Excelente propuesta para nuestros estudiantes

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *